Skip to Content

Health Encyclopedia

Extracción de ganglios linfáticos (linfadenectomía) para el melanoma

« Página Previa In English

Extracción de ganglios linfáticos (linfadenectomía) para el melanoma

Extracción de ganglios linfáticos (linfadenectomía) para el melanoma

Generalidades

La linfadenectomía es una cirugía para extirpar los ganglios linfáticos. Esta cirugía se hace para ver si el cáncer se ha propagado a un ganglio linfático. Algunos ganglios linfáticos están ubicados cerca de la superficie del cuerpo, mientras que otros se hallan en un lugar más profundo en el abdomen o cerca de órganos, como el corazón o el hígado. La linfadenectomía también se hace para eliminar el melanoma que se ha propagado solamente a los ganglios linfáticos y prevenir que el melanoma siga extendiéndose (metastatizándose).

Para una linfadenectomía suele usarse anestesia general. Se hace una incisión en la piel sobre los ganglios linfáticos que se van a extirpar. El tipo y la profundidad de la incisión varía según la ubicación de estos ganglios linfáticos. Los ganglios linfáticos se extraen junto con el tejido linfático cercano y algo del tejido blando subyacente.

Por qué se hace

La recuperación depende del alcance de la cirugía y del sitio de donde se extrajeron los ganglios linfáticos.

Qué esperar después

La linfadenectomía se hace para extirpar ganglios linfáticos que pudieran contener melanoma.

Eficacia

Una extirpación local amplia y linfadenectomía puede curar algunos melanomas que se han propagado a ganglios linfáticos cercanos pero no más lejos.nota 1

Riesgos

La cirugía para extraer ganglios linfáticos puede causar muchos efectos secundarios. Los riesgos de la linfadenectomía incluyen:

  • Acumulación de líquido en el sitio de la operación (seroma).
  • Infección.
  • Hinchazón en un miembro afectado por la extracción de los ganglios linfáticos (linfedema).
  • Entumecimiento, hormigueo o dolor en la zona quirúrgica.
  • Descamación (desprendimiento de capas) de la piel sobre la zona.

Para pensar

La decisión de hacerse una linfadenectomía no es fácil. Depende de su edad, la ubicación y el grosor del melanoma, los resultados de la biopsia del ganglio centinela y otros tratamientos posibles. Hable sobre estas cuestiones con su médico antes de decidir si se va a hacer una linfadenectomía.

No todo agrandamiento de ganglios linfáticos tiene que ver con el melanoma. Otras afecciones que causan hinchazón de los ganglios linfáticos, como el acné o una infección, podrían ocurrir al mismo tiempo que el melanoma. Tales afecciones deberían descartarse antes de hacerse una linfadenectomía.

La hinchazón después de la cirugía (linfedema) puede prevenirse o controlarse con el uso de antibióticos, calcetines de soporte (también llamados medias de compresión), masajes y diuréticos.

La linfadenectomía no suele necesitarse si el melanoma no se ha propagado a los ganglios linfáticos.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. National Cancer Institute (2012). Melanoma Treatment PDQ—Health Professional Version. Available online: http://www.cancer.gov/cancertopics/pdq/treatment/melanoma/healthprofessional.

Créditos

Revisado19 diciembre, 2018

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Amy McMichael, MD - Dermatología